Saltar al contenido

¿Qué pasa si no pago una multa de tráfico?

julio 31, 2017
Multa de tráfico

Ya sea porque has infringido el código de circulación vigente o porque estabas un poco molesto cuando tocaste el claxon sin razón alguna, en este artículo te queremos hablar de lo que sucede si no pagas una multa de tráfico y cómo esto podría perjudicarte a futuro.

Realmente hay multas de tráfico por todo, entre ellas, puedes llegar a caer por comerte las uñas frente al volante, llevar el radio a todo volumen cuando estás pasando frente a un hospital, picar un poco de comida si estás muy ansioso y hasta por sacar el brazo o la mano por la ventanilla, y éste a pesar de ser un gesto muy común en España, está prohibido para cualquier integrante, no solo el conductor. Aunque las multas más comunes en España son las multas por velocidad.

Por eso, se debe tener extremo cuidado con las normativas de tráfico ya que en parte, pueden llegar a ser muy quisquillosas, y las consecuencias dependerán si fueron impuestas de forma administrativa o judicial, por una sentencia penal.

Si no pago una multa de tráfico de la DGT

Para saber qué pasa si no pago una multa de tráfico, debo conocer cuánto dura o cuál es su ciclo de vida, de esta forma puedo evitar algún tipo de consecuencia que por desinformación, podamos contraer.

Empezamos desde el momento que se notifica dicha multa de tráfico (ya sea en tu vehículo cuando el oficial del orden te la entrega o cuando llega a tu casa por algún caso penal de accidentes de tránsito), a partir de ese instante, tienes 20 días para abonarla voluntariamente (algo que el Sistema aprueba beneficiándote del descuento del 50%) o también, si crees que hay un error, este es el plazo de tiempo en el que puede alegar tal decisión.

No obstante, si no hiciste el pago voluntario y la alegación no tuvo lugar, entonces comienza el período ejecutivo de cobro de las sanciones donde se aplica a la cuantía de la multa un recargo de un 5% y la respectiva notificación de providencia de apremio con un nuevo plazo, que ahora será tramitada a través de la Agencia Tributaria, y con un nuevo recargo del 10% a la multa.

Pero los nuevos importes no terminan allí, ya que se aplica un nuevo recargo del 20% más los intereses de demora (que se comienzan a contar desde el final del período voluntario).

Así que, una vez pasado el plazo fijado en la providencia de apremio, el Sistema podrá dictar una nueva providencia que dictamina el embargo de tus cuentas bancarias (y otros bienes) hasta que se satisfaga la deuda.

Procedimiento de apremio y embargo

La Real Academia Española define el procedimiento de apremio como el proceso ejecutivo que siguen las autoridades administrativas y agentes de la Hacienda Pública para el cobro de impuestos o descubiertos a su favor.

En otras palabras, es el procedimiento que realiza la Agencia Tributaria para encargarse del debido cobro de las deudas dinerarias, llegando al embargo de cuentas corrientes o bienes del deudor, en los casos que sean necesarios y aplicando los recargos oportunos.

Este proceso inicia desde que se realiza la notificación en el domicilio y en dicha notificación puedes apreciar la deuda pendiente, los recargos del periodo ejecutivo y se visualizan los diferentes medios de pago.

Una vez finalizado el plazo para el pago voluntario, el periodo ejecutivo se inicia automáticamente al día siguiente. Una vez iniciado el periodo ejecutivo, la Administración podrá iniciar el procedimiento de embargo.

¿Pierdo todo si no pago la multa de tráfico?

Ya quedó claro que no pagar una multa, por las razones que sean, puede llevar a que te enfrentes a un embargo de tu cuenta corriente o sueldo en vía administrativa o a una responsabilidad penal subsidiaria contemplada en el Código Penal.

En el caso de tener multas de tráfico, de Hacienda, de la Seguridad Social, de aparcamiento, multas por la Ley de Seguridad Ciudadana, multas de DGT o por otra normativa de obligado cumplimiento establecida por el Ayuntamiento de su localidad, estamos hablando de multas administrativas.

Como mencionamos, éstas se pueden pagar en un plazo de 20 días (como regla general) y con un descuento del 50%, a menos que la persona multada pueda presentar recursos legales validos que sirvan como alegato contra la multa.

Cuando este proceso se ve detenido porque no se liquidó la multa, entonces se inicia el proceso de apremio donde se determina si se embargan las cuentas corrientes o los bienes.

Sin embargo, en la Ley 30/92 apreciamos que este proceso no se puede iniciar antes de notificar al interesado su deuda, para ello, la Administración pertinente debe realizar el proceso antes de proceder a un embargo.

En todo caso, una vez pasado el período voluntario de pago y, salvo que se haya realizado el recurso, la deuda incrementa con un recargo (del 5, 10 o 20%, según el plazo) y, en su caso, también se pueden sumar los intereses de demora.

Embargos por multas de tráfico

El embargo por multas de tráfico tienen una privilegio legal “de autoridad”, donde la Administración tiene derecho a ejecutar forzosamente los embargos de contraídas sin necesidad de acudir a los tribunales.

Para esto, hay un orden estipulado en la norma que determina cómo se embargarán los bienes teniendo en cuenta la mayor facilidad de su liquidación, este orden es el siguiente:

  1. Dinero en efectivo o depositado en entidades de crédito.
  2. Derechos y valores realizables a corto plazo.
  3. Sueldos, pensiones y salarios.
  4. Bienes inmuebles.
  5. Intereses, frutos y rentas.

Las actuaciones de embargo se realizan mediante la notificación de diligencia con el mismo nombre, en este caso, la notificación la harán llegar primero a la entidad relacionada con el bien a embargar, al obligado tributario y finalmente a cotitulares o al cónyuge si son bienes gananciales.

Aunque se debe tener en cuenta que en ningún caso se embargarán bienes o cuentas del titular del vehículo sancionado si es diferente del identificado como conductor.

Si los bienes conocidos sólo alcanzaran a cubrir una parte de la deuda, se considerará fallido parcial. El resto de la misma queda como pendiente hasta que prescriba o se dispongan de nuevos bienes.

Una vez que la multa no se paga se convierte en una deuda con la Hacienda Pública Española, que en el caso de no pagar la multa y llegar al periodo de reclamación del pago vía apremio, se podrá solicitar el aplazamiento o fraccionamiento ante la ATE.

Sin embargo, el problema que conllevaría llegar hasta este extremo sería perder el beneficio de la reducción del 50% por pronto pago, y además, el importe de la multa se incrementará por los intereses y recargos que vimos anteriormente.

Por ello, consideramos que si tienes una multa de tráfico y no hay mucho que puedas alegar porque en efecto, cometiste una infracción, realices el pago de la misma, ya que podrás realizar el pago solamente de la mitad de la misma si la realizas en el plazo voluntario, en cambio, podría significar mayores problemas a futuro que realmente son innecesarios si los puedes evitar.

Esperamos que este artículo haya sido esclarecedor con tus dudas y puedas, en efecto tomar las decisiones que más se adhieran a ti, puesto que si no has cometido la infracción y te parece que ha podido haber alguna irregularidad, es totalmente comprensible que decidas apelar.

 

Que pasaría si recomienda consultar con profesionales antes de creer a pies juntillas nuestros artículos. Todos los artículos han sido recopilados en internet y se ha tratado de contrastar la información en la medida de lo posible. Que pasaría si se exime de toda culpa por malos usos de los artículos en la web.
¿Qué pasaría si...? Puntuado con 4.2 / 5 basado en 5 reseñas. | Escribe una reseña