Saltar al contenido

¿Qué pasaría si los eSport fueran un deporte olímpico?

julio 15, 2017
Resultado de imagen para esports
¡Comparte!

Los eSport lograron consagrarse como un “deporte oficial” hace tan solo 7 años atrás, cuando precisamente los videojuegos tomaron una preponderancia muchísimo mayor para el mundo, hasta tal grado de considerarse un deporte mundial, el cual cuenta con las mismas finalidades u objetivos que un deporte común.

Para ello se han ido formulando un sinfín de características que han ido mejorando y respaldando la idea, de qué los videojuegos pudieran ser considerados un deporte, e inclusive, un deporte de alto impacto, siendo esto último una de las razones más extrañas pensadas por la población, sin embargo, todo ello tiene su finalidad. ¿Podrían llegar a ser los eSport un deporte olímpico?

Un poco de historia

Los videojuegos oficialmente impactaron a finales de los años 80’s, los cuales se idearon en la época post II Guerra Mundial, de los experimentos usados por el ejército nazi y estadounidense para descifrar las coordenadas del enemigo. Tras el avance inminente de la tecnología, nacieron las conocidas máquinas Arcades, las cuales tuvieron la finalidad principal de “entretener” al consumidor, es precisamente aquí, cuando en 1980 en la Universidad de Virginia comenzaron nuevas evaluaciones para respaldar este modo de “entretenimiento” y llevarlo a un nivel mucho más elevado.

Luego, a inicios de los años 90’s ya se contaba con consolas que permitían al usuario poder jugar en sus casas con opciones de juegos entre varias personas, es precisamente aquí, cuando nace la modalidad de “competir” por ver quién era el mejor jugador, de esta forma, fueron evolucionando poco a poco para tomar varios niveles de importancia en algunos lugares.

Asimismo, en diversas universidades o institutos del mundo se hacían torneos de videojuegos con premios alrededor de 100$ usd a 200$ usd, lo cual trajo bastante atención a quienes rechazaban los videojuegos, pese a ello, hubo un tiempo en que esto fue completamente rechazado por algunos directivos o Estados (Gobierno), los cuales se encargaron de sancionar la forma de jugar videojuegos por ganancias monetarias, de tal forma que para poderlo hacer, los jugadores tenían que quedar en algún lugar donde pudiesen realizar los torneos evitando que pudiesen ser penalizados.

Posteriormente, la comercialización de los videojuegos comenzó a expandirse por todo el mundo, abarcando terrenos insospechados como América Latina, los cuales comenzaron a tener un auge y preponderancia favorable, ya que torneos de videojuegos comenzaron a realizarse en estos terrenos.

Sin embargo, el auge completo se logro fue en tierras asiáticas, cuando Corea del Sur decidió ir un paso más allá con este tipo de competiciones, organizándolas y generando patrocinio para ellas, ya no estábamos en presencia de videojuegos por entretenimiento, ahora era posible generar riquezas gracias a ello, lo cual, para muchos se consideró un trabajo de medio tiempo (ya que no se organizaban muchos torneos o competiciones).

Internet impulsó la competición

Ya para el inicio del Siglo XXI, los videojuegos ganaron una atención sorprendente, ya que ahora, con las facilidades que otorgó el internet para la comunicación y estabilidad social, se lograron constituir videojuegos capaces de jugarse mediante la red, lo cual trajo consigo una serie amplia de beneficios, tanto económicos como sociales, debido a esto, muchas personas comenzaron a dedicarse únicamente a jugar pero todo mediante torneos.

Estos torneos o competiciones comenzaron a desarrollarse en todas partes del mundo, teniendo un gran incremento en Europa, Asia y Norteamérica, de esta forma, y gracias a la atención colosal que recibieron los videojuegos por ahora considerarse una especie de “negocio”, diversos Gobiernos del mundo comenzaron a implementar leyes para su regulación, esto fue acogido de forma favorable, ya que si los Gobiernos tomaban el incentivo de regular a los videojuegos, quería decir que la atención en ellos era más que notable.

Luego llegaron los grandes juegos

Es aquí, cuando Blizzard Entertaiment aprovechó la gran oportunidad del incremento de las competiciones en línea, para sacar al mercado el famoso World Of Warcraft en 2004, este, sin lugar a dudas fue el juego que marcó un antes y después en la historia gamer.

De esta forma, ya los torneos o competiciones ganaron un nivel sumamente increíble, ya las personas viajaban simplemente por jugar en otros países o continentes, los patrocinadores (Empresas) apostaban por los videojuegos, ya que sabían que eran de asistencia masiva cada vez que se organizaba algún tipo de evento, sin embargo, esto seguía siendo un forma de “ganar dinero a tiempo parcial”.

El gran nivel que se obtuvo en ese momento, fue el que hizo que la industria de los videojuegos estallara y generara nuevos proyectos de juegos en línea, para fortificar esta área.

Riot Games aparece en escena

A pesar de haber existido ya juegos como Call Of Duty de Activision, Fifa de Electronics Arts o Warcraft de Blizzard, una de las empresas más grandes en la industria de los videojuegos, se unió a la escena, aportando un gran nivel de protagonismo a los videojuegos, Riot Games reluce con su obra de League Of Legends en 2009, ofreciendo diversas dinámicas que terminaron de consolidar al mundo de los videojuegos.

El secreto de Riot Games

Riot se enfocó principalmente en ofrecer un juego accesible para todo el mundo, tomando en consideración que la forma de obtener herramientas, armas o personajes, sería por métodos de pago, ya no sería indispensable pagar para poder disfrutar de un videojuego, cosa que si sucedía con Blizzard en sus primeros años.

Con el establecimiento del método de los “micro-pagos” y la creación de varios videojuegos que lograran apoyar y respaldar este nuevo universo, se formalizaron nuevas maneras y formas de jugar.

eSport de League Of Legends Convirtiéndose con el pasar de los años en un negocio redondo para las grandes empresas, y que actualmente, goza de gran reputación.

El momento en que jugar, se hizo deporte

Ya con la innovación apostada por Riot Games las competiciones empezaron a generar más ingresos, ya que esta compañía fue la primera en organizar una competición de talla mundial en el que las diversas industrias tenían que crear sus equipos de juego para poder participar, pasando por una etapa de selección (debido a la gran cantidad de inscripciones), como también ser sorteados, tomando en cuenta las mismas dinámicas y características que un deporte común.

Esto generó por otro lado, que los jugadores fuesen contratados, para únicamente dedicarse a ganar las competiciones, ofreciéndole cifras de hasta 100.000$ usd por tan solo centrarse en jugar, sin embargo, las cláusulas de un contrato de videojuegos llega tener ciertas terminaciones muy problemáticas.

Un contrato de un videojugador

Como los videojuegos no poseen ninguna especie de Ley que logre regularnos internamente, se suscitan muchos hechos de explotación dentro de estos, haciendo que los jugadores cumplan una serie de requisitos y que deban cumplirlos sus deberes a cabalidad, sino pudiesen ser expulsados.

  1. Jugar mínimo 16 horas al día: Esta es una de las más tortuosas reglas que deben someterse los jugadores, para prepararse bien para las grandes competiciones, toman medidas muy rigurosas, que no se expresan en la Ley por tratarse de los videojuegos (los cuales no se consideran un trabajo).
  2. No tener novia ni pareja: Muchas empresas consideran esto una distracción, por lo tanto impiden a los jugadores tener cualquier tipo de lazo de afectividad con alguna persona, ya que perjudicaría su carrera.
  3. No dedicarse a ninguna otra actividad: Su vida es únicamente para jugar, la mayoría de los jugadores comprenden una edad de 23 años a 28 años, los cuales deben dedicar ese lapso de tiempo exclusivamente a jugar.

Y así, se consolidó como un deporte

Los eSport se definen como “Deportes Electrónicos”, los cuales comprenden las mismas características que un deporte común:

  1. Preparación ardua
  2. Un equipo de juego
  3. Una recompensa final
  4. Modalidades o características de los torneos
  5. Un público de seguidores

Resultado de imagen para esports Ya para el año 2011, se consagran los videojuegos, oficialmente como un deporte. Muchos se abstuvieron a la idea de considerar que los videojuegos fuesen un deporte, ya que no comprende exigencias físicas, pese a ello, su aceptación fue inminente, rompiendo con todos los parámetros que se tenían sobre los videojuegos, haciendo de este, un negocio redondo para muchos gerentes y empresas.

¿Los eSport como un Deporte Olímpico?

A pesar de ser una idea bastante polémica actualmente, existen ciertas probabilidades que los eSport logren consagrarse como un Deporte Olímpico en unos cuantos años, esto pasaría por los siguientes motivos:

  1. Los eSport manejan mucho más dinero que los deportes actuales, ubicándose por debajo del futbol pero por encima de deportes como el baloncesto, béisbol, entre otros, lo mismo ocurre con las competiciones mundiales, organizadas para los videojuegos; conforme a esto, los eSport se ubican en el primer puesto en cuanto a televisaciones, ya que logran acaudalar alrededor de 50 millones de personas en línea, para ver tales eventos, ofreciendo comentarios a tiempo real y mejorando ampliamente la comunidad de videojugadores.
  2. La necesidad de la Organización Olímpica por incorporar un nuevo deporte que permita generar mucho más dinero, lo que a su vez, traería innovación en este campo.
  3. Los efectos positivos que traería la inclusión de los eSport en televisión abierta, generaría un nuevo marketing, que a su vez, unificaría gran parte de la población, eliminando la segmentación que existe en las personas que rechazan los videojuegos, y quienes los aprueban.
  4. El afianzamiento a un nuevo público adolescente que pueda disfrutar y formarse un nuevo criterio en cuanto a los deportes.

¿Qué impactos tendría en la sociedad actual?

La repercusión sería positiva, ya que la cultura siempre ha sido un ciclo que por medio de la costumbre logra plasmarse en el tiempo, lo mismo sucede con los juegos olímpicos y los deportes que ofrece, muy pocas veces se incluyen nuevos, por lo tanto, no trascienden de generación en generación.

La inclusión de los Deportes Electrónicos en ellos, haría que a grandes rasgos la generación en formación aprendiera más sobre esta disciplina, logrando abarcar mucho más terreno del explorado, ya que existen aún países o sociedades que ven los videojuegos como actividades poco ortodoxas, y que por lo tanto, generan muchas más pérdidas que ganancias.

Resultado de imagen para esports copa Al ser incluido como deporte olímpico genera un amplio campo de aceptación en las generaciones futuras, logrando cambiar los paradigmas que se tienen sobre el deporte; en este caso sucede la misma conversión que aconteció con los deportes para personas discapacitadas, los cuales fueron muy criticados cuando se quiso su implementación.

¿Cuáles serían sus impactos negativos?

Sucede la misma historia que con los deportes mundiales, tal es en el caso del futbol, que al celebrarse la primera Copa Mundial en 1930, muchos de los jóvenes decidieron abandonar sus estudios para dedicarse únicamente a practicar este deporte; lo mismo ocurre con los Deportes Electrónicos, sin embargo, este tiene dos puntos desfavorables.

A) Podría causar sedentarismo en los profesionales de los videojuegos, llevar una vida insana, no realizar actividades físicas (ya que precisan estar sentados), no compartir con su entorno, ni relacionarse, esto causaría más daños psicológicos que físicos, y que por tanto, deben ser tratados con mucho cuidado para evitarlos. Pese a ello, esto pocas veces sucede en las competiciones mundiales, ya que los patrocinadores le exigen a los jugadores mantenerse en forma para evitar problemas de discriminación o rechazo.

B) El abandono de estudios en muchos casos, a su vez, es un punto que sucede en todos los deportes, se ha tratado de solventar impartiendo clases particulares a los jugadores, sin embargo, sigue siendo difícil de implementar; cuando se trata de los eSport no existe mucha diferencia, pese a ello, es más propenso que el abandono de estudios pueda darse en los jugadores, ya que deben dedicar mayor tiempo y empeño en su entrenamiento.

¿Qué recompensas traería?

Actualmente nos encontramos ante una sociedad menos polarizada, por lo tanto, resulta convincente encontrar todo tipo de acepciones, tanto sexuales como ideológicas, lo mismo sucedería con los videojuegos, los cuales han sido marginados y menospreciados por más de dos décadas, y que actualmente, están siendo los líderes en el entretenimiento (por encima del Cine) y un negocio fructífero para los inversionistas.

Ser parte de un deporte mundial, lograría unificar grandes polos sociales del mundo, como también, apertura nuevas vías de crecimiento personal y profesional para muchas personas, por denotarse como un nuevo campo laboral que está siendo actualmente explotado.

Resultado de imagen para todos juntos

Por otro lado, mejoraría ampliamente las relaciones o políticas de ley, ya que con su regulación generaría grandes beneficios a los jugadores contratados, debido a que reducirían enormemente la explotación laboral.

De esta forma, los jóvenes logran consolidarse con un futuro o una vida profesional, siendo mucho más fácil su integración, por tratarse de un mercado inicial que irá creciendo con el pasar de los años.

¿Qué pasaría si...? Puntuado con 4.2 / 5 basado en 5 reseñas. | Escribe una reseña